jueves, 22 de noviembre de 2012

Coordinación y defensa del cuerpo humano


Cuidar tu organismo, mantener el cuerpo sano y en buen funcionamiento es esencial para sentirte bien y prevenir malestares.A  continuación encontraras una breve descripción de los sistemas del cuerpo humano.


El sistema inmunológico es responsable de reconocer bacterias y virus y convertir esta información para activar las defensas del cuerpo. Está programada para supervisar y defender continuamente al organismo, reaccionando inmediatamente contra las anormalidades que producen los agentes invasores. Su eficiencia es primordial para la vida y, por lo tanto, es fundamental brindarle los nutrientes necesarios para que realice una excelente función.




El sistema tegumentario está formado por la piel, el cabello y las uñas. Envuelve y protege al cuerpo del exterior, ayuda a mantener la temperatura corporal, elimina algunas sustancias de desecho, ayuda a sintetizar la vitamina D y recibe estímulos como el calor, frio, presión y dolor. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y es el responsable de contactarnos con el medio externo. Es un tejido flexible y elástico que conserva el calor y la humedad regulando la temperatura corporal.El cabello nos protege del sol y de otras agresiones del medio ambiente. Los vellos de la nariz y las orejas tienen la función de impedir el paso de partículas extrañas. Las uñas están formadas por varias capas duras de queratina. Protegen las puntas de los dedos de heridas, nos ayudan a tomar objetos pequeños y sirven también para rascarnos.




 El aparato digestivo: está formado por la boca, esófago, estómago, intestinos grueso y delgado, hígado y páncreas.
Este sistema es el encargado de trasformar las complejas moléculas de los alimentos en sustancias simples y fácilmente utilizables por el organismo. Después, estos compuestos nutritivos son absorbidos por las vellosidades intestinales que tapizan el intestino delgado. Así pues, pasan a la sangre y nutren todas y cada una de las células del organismo.



 El sistema nervioso es el rector y coordinador de todas las funciones, conscientes e inconscientes del organismo. Consta del sistema cerebroespinal (encéfalo y médula espinal), los nervios y el sistema vegetativo o autónomo. El sistema nervioso central realiza las más altas funciones, ya que atiende y satisface las necesidades vitales y da respuesta a los estímulos. Ejecuta tres acciones esenciales: la detección de estímulos, la transmisión de informaciones y la coordinación general del cuerpo.



El sistema óseo consiste en los huesos y cartílagos que forman el esqueleto humano. La función más importante del esqueleto es sostener la totalidad del cuerpo y darle forma. Aquí se insertan los músculos que le permiten al cuerpo erguirse del suelo y moverse sobre su superficie. Le brinda al organismo material duro y consistente que sostiene los tejidos blandos contra la fuerza de gravedad y hace posible la locomoción. El sistema óseo también protege los órganos internos (cerebro, pulmones, corazón) de los traumatismos del exterior.




El sistema respiratorio la respiración es un proceso involuntario y automático, en que se extrae el oxígeno del aire inspirado y se expulsan los gases de desecho con el aire expirado. Proporciona el oxígeno que el cuerpo necesita y elimina el Dióxido de Carbono o gas carbónico que se produce en todas las células. Está formado por la nariz, la faringe, la laringe, la tráquea y los pulmones.




Sistema circulatorio la sangre es el fluido que circula por todo el organismo a través del sistema circulatorio, que se forma por el corazón y los vasos sanguíneos. De hecho, la sangre realiza dos circuitos complementarios: en la circulación pulmonar o circulación menor la sangre va del corazón a los pulmones, donde se oxigena y descarga el dióxido de carbono. En la circulación general o mayor, la sangre da la vuelta a todo el cuerpo, antes de retornar al corazón.



El sistema muscular está formado por los músculos, que son los motores del movimiento. Un músculo es un haz de fibras, cuya propiedad más destacada es la contractilidad. El cuerpo humano se cubre con unos 650 músculos de acción voluntaria. Tal riqueza muscular permite disponer de miles de movimientos. Su misión esencial es mover las diversas partes del cuerpo apoyándose en los huesos.




El sistema endocrino es el conjunto de órganos y tejidos del organismo que liberan un tipo de sustancias llamadas hormonas. Las hormonas secretadas por las glándulas endocrinas regulan el crecimiento, el peso y caracteres sexuales de un individuo, así como el desarrollo y las funciones de muchos tejidos, además de que coordinan los procesos metabólicos del organismo. Las glándulas más importantes son: la hipófisis, la tiroides, las paratiroides, el páncreas, las suprarrenales, los ovarios y los testículos.




El sistema renal diariamente nuestros riñones filtran una media de 180 litros de sangre, eliminando sustancias tóxicas resultantes del proceso vital, a través de 1.5 a 2 litros de orina. En este ciclo ininterrumpido obtenemos un equilibrio en las cantidades de sodio, potasio y glucosa del medio interno, fundamental para el mantenimiento de nuestra energía. Para que este proceso se desarrolle normalmente necesitamos abundante cantidad de agua pura y de un perfecto funcionamiento de nuestro sistema urinario.
















7 comentarios:

  1. Excelente blog, dirigido a alumnos de 6°, porque la información esta muy clara y entendible, sobre todo hace falta que mas lugares en internet ofrescan informacion para niños, bueno me refiero a que no este tan tecnica,:)

    ResponderEliminar
  2. Muy buena explicación👍🏻👍🏻👍🏻👍🏻

    ResponderEliminar